— minimilme

Borrador automático

Gâteau Basque, el pan de los domingos

La auténtica receta tiene su origen en la región vascofrancesa de Lapurdi en el siglo XVII. Aquellos que pasaban por el lugar y lo probaban lo empezaron a llamar así: “Pastel vasco”.

Se elaboraba en los caseríos de esta región los días de fiesta, era “el pan de los domingos”. No fue hasta un siglo después cuando se le empezó a incorporar la crema pastelera. Desde Biarritz se fue extendiendo al resto de Europa. Se elabora con pasta quebrada rellena de fina crema pastelera.
Lo más importante para que salga sabroso es conseguir una buena masa crujiente, complicada de manejar porque la almendra en los ingredientes, junto con la mantequilla, hacen de ella una masa quebradiza, por eso es tan importante mantenerla lo más fría posible hasta el momento de utilizarla.
Incorpora los frutos que se daban alrededor del caserío o “baserri” (casa típica rural) como moras, cerezas, arándanos…
El toque especial que le da personalidad es dibujar un lauburu con un trozo de pasta quebrada reservada y colocarlo encima del pastel. El lauburu (en castellano cuatro cabezas) es la cruz de brazos curvilíneos, uno de los símbolos más representativos de la cultura vasca. Representa el sol, la vida, el movimiento y la muerte. Una vez dibujado, se pinta con huevo batido y se hornea el pastel a 200ºC durante 25 minutos.

ON EGIN!

0 comments
Submit comment